worried woman

¡Se corto la luz! Consejos para identificar el problema

Esta es de esas cosas que, sin duda, TODOS deberíamos aprender para estar preparados, pues muchas veces en nuestra vida nos enfrentaremos a cortes eléctricos y el tablero eléctrico de nuestro hogar será nuestro gran aliado, así que necesitamos conocer cómo utilizarlo.

Para diagnosticar el problema debes seguir los siguientes pasos:

  1. Determinar el alcance del corte de luz: ¿solo se te corto a vos? ¿al edificio entero? ¿al resto del vecindario? Mira por la ventana, o salí fuera para comprobar si tus vecinos también han sido afectados. Si el apagón es general, ya sabes, ponte en contacto con tu proveedor de energía eléctrica, ármate de paciencia y busca velas y linternas con los que iluminar este rato. Nunca está de más en invierno tener preparado un pequeño kit anti apagones fósforos, velas, linternas… y recuerda que nuestros modernos celulares pueden sacarnos de la oscuridad fácilmente.
  2. ¿DÓNDE ESTÁ TU TABLERO ELÉCTRICO? Localízalo para cuando lleguen momentos como este: ¡pensá que tal vez debas encontrarlo a oscuras! Generalmente está cerca de la puerta de entrada, en la pared, pero puede hallarse en un cuarto de medidores, en el garaje o en el exterior de la vivienda. ¿Lo tenemos controlado? ¡Bien!Carlana foto
  3. ¡HÁGASE LA LUZ! 
    Si el corte de luz es solo tuyo: una vez delante del tablero podemos intentar devolver la electricidad a la vivienda. Aunque atención, si este es muy antiguo, es mejor que llames a un profesional para manipularlo, pues su manejo puede resultar peligroso. ¿Es moderno y está en buen estado? De acuerdo, ¡manos a la obra!

En un tablero  eléctrico estándar encontrarás un interruptor diferencial general y uno o más interruptores térmicos, los generales pueden cortar la luz en caso de una falla eléctrica. Si cualquier interruptor se encuentra bajo (apagado), subilo y verifica que haya vuelto la luz. Si vuelve a saltar el  diferencial,  o sea, no se rearma cuando intentas levantarlo de nuevo, puede haber un problema en la instalación eléctrica o en algún electrodoméstico, o tal vez hayamos sobrecargado un circuito eléctrico en concreto.

DETECTAR EL PUNTO CRÍTICO, PASITO A PASITO Cuando es el diferencial el que nos quiere decir algo, primero debemos aislar el problema.
Carlana foto2
Lo haremos desconectando las térmicas parciales de cada zona de la vivienda, subiendo el diferencial general y, a continuación, subiendo los parciales uno a uno. Nos fijaremos en cuál hace saltar de nuevo el general: ahí estará el problema.

OJO: si tienes todas las térmicas bajas y el diferencial general no se rearma, puede haber sufrido un cortocircuito: llama a un técnico profesional pues no podrás restablecer la luz vos solo.

Pero si identificas a una térmica secundaria en concreto como responsable del corte general, aún puedes solucionarlo por tu cuenta. Imaginemos que se trata del interruptor parcial de la cocina. Pues bien, seguimos aislando el problema: ahora nos tocará determinar cuál es el electrodoméstico o punto eléctrico que está provocando este corte. ¿Cómo? Desenchufemos todos los aparatos de la cocina de sus enchufes, y subamos la térmica de la cocina.  Si aún no se rearma, es que hay un problema en el circuito eléctrico y necesitas llamar a un profesional para que lo revise. Si lo hace, continuemos: andá enchufando aparatos uno a uno, hasta ver cuál hace saltar esta térmica. Cuando lo haga, sabrás qué aparato en concreto está con problemas.

¿QUE PUDO HABER PROVOCADO EL CORTE EN UNA ZONA CONCRETA?

Desde un circuito sobrecargado, hasta un cableado o enchufe en mal estado ( con pérdida de aislación) , una lámpara fundida, humedad, un aparato averiado…

Lo importante es acotar el problema hasta dar con la causa (un enchufe, un electrodoméstico…) y poder apartarla del circuito eléctrico general de la casa, para restablecer el suministro al resto de la casa. Es muy importante, por tanto, que tengas bien identificadas las zonas de la casa en el tablero eléctrico para facilitarte la vida en casos de emergencia como apagones. Si no tienen las típicas indicaciones  junto a cada térmica secundaria  (“cocina”, “salón”, “dormitorio”…), dedica 5 minutos esta noche a bajar y subir cada uno y anotar qué zona se apaga. Recordá que este es un trabajo a realizar “cuando todo va bien”,  y te será de infinita ayuda cuando “todo esté mal”.


Articulo escrito por:

941828_652946548053726_2135372253_n

Walter Carlana

Profesional de Home Solution

Electricista Matriculado

Buenos Aires, Argentina

https://homesolution.com.ar/prestadores/pub/1657 

#homesolutionnet