¿Cuál es la diferencia entre Decoración y Diseño de Interiores?

En la siguiente lectura vamos a abordar algunas de las diferencias entre el diseño de interiores y la decoración. Si bien comparten algunas características (embellecer un espacio, por ejemplo) puede suceder que se caiga en el error de pensar que ambos términos son sinónimos.

 

Un diseñador de interiores se encarga de crear vida interior o espacios de trabajo con el fin de (además de estético) satisfacer las necesidades de las personas, logrando así una mejor calidad de vida, creando espacios estéticamente funcionales. Para un interiorista la casa no debe ser una caja contenedora del ser humano, sino que se debe tratar a la casa (hogar) como un estuche que se adapte a sus gustos y necesidades de los habitantes, brindándoles seguridad y confort. Para realizar un proyecto de interiorismo es fundamental que el profesional cuente con conocimientos arquitectónicos (debido a que de ser necesario eliminar o modificar alguna pared, columna o elemento que intervenga en el diseño, sea capaz de hacerlo) de teoría del color, de ergonomía, de materiales, de acabados, también debe adecuarse al ambiente y a las necesidades del cliente. Generalmente está involucrado en el proyecto desde sus inicios.

Antes


Después

Contratar a un profesional del diseño no es un gasto sino una inversión. Evita errores en proyectos que podrían resultar muy perjudiciales, generando gastos innecesarios que lleven a salirse del presupuesto planteado al inicio de una obra.

 

Por otra parte, la decoración de un espacio se centra en la colocación de mobiliario, de alfombras, de pintado de paredes, colocación de papel tapiz, de instalación de lámparas, pero nunca interviniendo en la parte arquitectónica del espacio sobre el cual se está trabajando. El decorador se encarga de embellecer un espacio ya existente. Se podría decir que la decoración es la última etapa de un proyecto, donde el decorador da los toques finales.

 

Una adecuada decoración de interior es fundamental porque nos ayuda a sentirnos mejor dentro de nuestro propio espacio, haciendo posible habitarlo de una forma más confortable.

Antes

Después

Por último y por lo anteriormente dicho es que podemos afirmar que el interiorista está capacitado para realizar el trabajo de decoración, pero el decorador por sí solo no puede realizar el trabajo del diseñador por no poseer las habilidades y/ o formación profesional debido a que un interiorista ha tenido que atravesar por una variada cantidad de estudios terciarios, cursos de capacitación etc., que son fundamentales para el desempeño de su labor, cosa que no sucede con los decoradores porque la naturaleza misma de su profesión no se lo exige de esa manera.

Dis. Facundo Ferreira

Diseñador de Interiores – Montevideo, Uruguay

¿Quieres conocer más sobre su trabajo? Mirá su perfil en Home Solution